Haz el color de tus videoclips en la aplicación Darkroom para iPhone y iPad

Haz el color de tus videoclips en la aplicación Darkroom para iPhone y iPad

Ahora puedes editar tus videoclips directamente en Darkroom con las mismas herramientas y flujo de trabajo que usas para editar fotos.

Edición de color de video en Darkroom para iPhone. Crédito de la imagen: Darkroom

Darkroom es sin dudas mi aplicación de edición de fotos favorita para iOS. Las herramientas de edición en sí son fantásticas, y me encanta cómo maneja las imágenes RAW. Lo que es aún mejor es el nivel de integración que tiene la aplicación con la biblioteca de fotos de iOS. Esto hace posible algunos flujos de trabajo realmente geniales, donde las ediciones aplicadas al archivo original usando “modificar original” se transfieren a la biblioteca de iOS y son vistas por otras aplicaciones. Al mismo tiempo, estas ediciones pueden revertirse al original no editado, por lo que el proceso no es destructivo. Esto es posible gracias a la forma inteligente en que la biblioteca de fotos de iOS maneja diferentes versiones de una foto o video escondido en el fondo.

Las mismas herramientas de edición de fotos de Darkroom ahora para video

Edición de color de video de Darkroom en iPhone. Crédito de la imagen: Darkroom

Editar videoclips será pan comido para los usuarios existentes de Darkroom, las mismas herramientas para ajustar la imagen, además de algunos ajustes preestablecidos nuevos, hacen que la aplicación Darkroom sea una herramienta muy poderosa para los realizadores en movimiento. Sin embargo, estas herramientas definitivamente serán más familiares para los editores de fotos. No encontrarás las ruedas de color de Lift, Gamma, Gain, que esperarías de la corrección de color de video tradicional. Sin embargo, encontrarás curvas RGB, una gran cantidad de sliders e incluso puedes usar el histograma al realizar ajustes en los videoclips. Tiene exposición, temperatura de color y tinte, que por si mismos ya pueden ayudarte a corregir un clip de video, y otras herramientas para crear casi cualquier look creativo que puedas imaginar. También puedes insertar el video para agregar bordes y trabajar en cualquier relación de aspecto que necesites para las redes sociales.

Nuevos looks y opciones de encuadre personalizadas para video. Crédito de la imagen: Darkroom

Tu tienes el control total sobre los metadatos al exportar, e incluso puedes agregar marcas de agua personalizadas. Las exportaciones son simples, los videos pueden renderizarse a H.264, o H.265, en la resolución del clip de video de origen pero a un porcentaje de su tasa de bits original.

Opciones de exportación simples y control sobre metadatos. Crédito de la imagen: Darkroom

Lo que es más interesante para mí es que, aunque es claramente un conjunto de herramientas que proviene del mundo de la edición de fotos, gran parte de los cálculos y operaciones subyacentes son las mismas que las que se requieren para video, lo que cambia es la forma en que se visualiza y cómo interactúas con ellas. Claro, puede haber algunas herramientas que faltan o están presentes pero no exactamente como esperas para video, pero no hace falta mucho esfuerzo para aprender el conjunto de herramientas de Darkroom.

Para usuarios ocasionales y cualquiera que simplemente quiera crear un look genial en un videoclip y subirlo a las redes sociales o YouTube, Darkroom es una solución integral.

Las herramientas de edición de video son parte de la nueva suscripción Darkroom+. Para los suscriptores existentes no habrá cambios, es solo un cambio de nombre, pero para los nuevos suscriptores, esta nueva marca representa mejor el valor ofrecido y se utilizará en el futuro.

Llevándolo más lejos

Mi primera crítica de casi todas las aplicaciones móviles hasta la fecha que ofrecen cualquier forma de gradación de color de video es que se basan en abrir, manipular y luego reproducir un solo clip de video, y esto es esencialmente lo que hace Darkroom también. Está bien agregar una serie de ajustes y un solo look a todo un video editado, pero no es así como funciona realmente el video. Necesitamos poder corregir e igualar clips individuales en una secuencia. Cada clip que compone ese video completo es diferente, y cada clip requiere diferentes ajustes para corregirlo y combinarlo con otros.

Esto requeriría un conjunto completo de herramientas de color para integrarse en una aplicación de edición de video móvil, o la capacidad de importar una secuencia de clips individuales (quizás a través de xml) en algún tipo de línea de tiempo en una aplicación de edición de color. De todas formas, asta ahora esto simplemente no existe en los dispositivos móviles.

Sin embargo, la forma en que Darkroom está tan estrechamente integrado con la biblioteca de fotos de iOS significa que, de hecho, es posible igualar, corregir color y gradar los clips individuales de forma coherente si se hace antes de la edición en lugar de después.

Selecciona tus mejores clips de origen y corrige el color primero

Igualando mis dos clips de apertura en el iPad. Crédito de la imagen: Darkroom

Se pueden abrir dos videoclips simultáneamente en dos ventanas contiguas de Darkroom, por lo que es posible trabajar en cualquier videoclip dado contra un clip de referencia. Eso resuelve (un poco) una de mis otras críticas clave de las herramientas de edición de video móvil. Aquí es donde Darkroom es un poco diferente. Darkroom no solo puede trabajar en un clip mientras tienes otro abierto, sino que también tiene excelentes operaciones de edición por lotes, que permiten pegar ediciones por lote en cualquier cantidad de clips en la biblioteca y exportar por lotes.

Biblioteca del Darkroom. Crédito de la imagen: Darkroom

Debido a que Darkroom tiene un flujo de trabajo sin importación y te permite modificar el videoclip original en la biblioteca de fotos al tiempo que conserva la capacidad de revertir los cambios, estos ajustes se transfieren a la biblioteca de fotos de iOS y a cualquier otra aplicación que puedas usar para trabajar con los clips después, como LumaFusion, por ejemplo.

Lo que esto significa es que el flujo de trabajo tradicional de selección de medios/edición/color debe ser revertido. Primero debes seleccionar tus mejores clips de origen y corregirlos por color, y luego continuar con la edición de tu video usando los clips ya corregidos.

Curiosamente, me suele pasar que hago el color de los clips de video del teléfono en Resolve antes de editar nada. Parte de trabajar con videos filmados con smartphones es tener que seleccionar tomas que simplemente no son técnicamente lo suficientemente buenas para la edición. De hecho, hago esto primero. Una gran parte de decidir qué tomas son lo suficientemente buenas y cuáles no, se reduce a cómo una toma responde a la corrección y/o gradación de color.

La poderosa vista de biblioteca en Darkroom, junto con su conjunto completo de herramientas de color, se puede usar para eliminar tomas malas, marcar las mejores, luego filtrarlas por favoritas y corregir el color, igualar las tomas y gradar los mejores clips. Siempre que las ediciones de color se apliquen finalmente mediante “modificar original”, las tomas con corrección de color aparecerán en la biblioteca cuando abras una aplicación de edición como LumaFusion. Luego editas normalmente, filtrando la selección visible de clips en LumaFusion para mostrar solo los clips que has marcado como favoritos y corregidos.

Si bien puede parecer contraproducente, creo que al final es una solución de inicio a fin que puede funcionar para los creadores de videos que desean hacer todo en un iPad. Creo que las herramientas de Darkroom son mucho mejores que las herramientas de color que actualmente están integradas directamente en una aplicación de edición de video móvil.

El flujo de trabajo de postproducción de video móvil “Profesional” todavía está lleno de compromisos

¿Es un gran flujo de trabajo? Tal vez no, y todavía no lo he probado (puedes estar seguro de que lo haré), pero podría funcionar.

Creo que el flujo de trabajo de escritorio tradicional, las herramientas de escritorio a las que estamos acostumbrados y la metodología tradicional de postproducción de video nunca pueden traducirse exactamente a una tableta. Por más poderosas que sean estas plataformas, es posible que necesitemos formas completamente nuevas de lograr el mismo resultado final.

El mundo de la postproducción de video tiende a ser muy acartonado en sus formas, resistente y reacio al cambio, pero eventualmente, y tal vez antes de lo que esperamos, veremos herramientas de video mejores y más completas en nuestras tabletas y teléfonos. Lo que antes parecía ridículo pronto verá incluso a profesionales experimentados optar por un iPad antes que una Macbook Pro, al menos para algunas tareas.

Estoy entusiasmado de comenzar a retocar videoclips en Darkroom usando las mismas herramientas que disfruto para las fotos, y creo que este es el tipo de desarrolladores que bien podrían ponerse a la vanguardia en hacer realidad los nuevos sets de herramientas que necesitamos para la postproducción de video móvil.

Lee más sobre las nuevas funciones de edición de video de la aplicación Darkroom aquí.

¿Ya estás editando video en teléfonos o tabletas? ¿Utilizas Darkroom para editar tus fotos desde tu móvil? ¿Qué piensas sobre poder editar tus videos de la misma manera? ¿A dónde crees que se dirige esta tecnología? Cuéntanos en los comentarios a continuación.

Deja un Comentario

guest
Filtro:
Todo
Ordenar por:
latest
Filtro:
Todo
Ordenar por:
latest

Se parte de la experiencia comunitaria de CineD