Publicidad

Panasonic LUMIX BGH1: Reseña de primera impresión y mini documental

Noviembre 26, 2020 icon / message-square

La Panasonic LUMIX BGH1, una cámara tipo caja con un sensor Micro Cuatro Tercios, está a punto de comenzar a enviarse y tuvimos la suerte de probarla. ¿Te interesa saber cómo fue trabajar con ella al “estilo documental”?, ¡sigue leyendo!

La Panasonic LUMIX BGH1 fue anunciada a mediados de octubre y ya está lista para ser enviada. Como muchos, sentí curiosidad por aprender y descubrir cómo funcionaría esta cámara en la práctica, así que la saqué a dar una vuelta y regresé con opiniones concretas.

Configuración documental reducida con la Panasonic BGH1. Crédito de la imagen: CineD

Panasonic LUMIX BGH1 – El concepto

El concepto de “cámaras tipo caja” no es nuevo. Lo hemos visto antes, pero parece que estas ofertas de tipo “cerebro de cámara” de algún modo están ganando impulso. El fabricante chino de cámaras Z CAM ya lo hizo, abasteciendo a nuestra comunidad de realizadores con cámaras tipo caja, con diferentes tamaños de sensor. A efectos comparativos, la Z CAM E2 y la (incluso) más asequible E2C son las que se deben considerar al comparar las cámaras de ambas marcas (para nuestra reseña de la Z Cam E2C, haz clic aquí). La última cámara de RED, la Komodo, también se le parece, aunque tiene un sensor más grande (Super 35) en su interior, entre otras diferencias en sus especificaciones. Como sea, se entiende la idea y la mentalidad de los fabricantes: permitirnos armar una cámara pequeña y capaz que se pueda implementar en diferentes escenarios de rodaje y, además, eliminar las partes de hardware generalmente suministradas, como la pantalla LCD y el EVF. Suponiendo que la gente ya los tenga, este tipo de filosofía seguramente puede reducir el precio, pero requerirá que tú, como cliente potencial, dediques más tiempo para que la cámara se pueda utilizar de acuerdo a tus necesidades. ¿Tiene algún sentido? En mi opinión, sí, pero uno realmente debe tener en cuenta para qué la usará.

Y aquí radica la belleza de la Panasonic BGH1 (y al mismo tiempo evidencia la debilidad de mi reseña).

Esta es una cámara extremadamente flexible que se puede usar en muchos escenarios; lo que pude hacer con ella solo se refiere al aspecto “documental”. Los creadores, que utilizarán la cámara en drones, producciones multicámara o similares, por supuesto, pueden compartir sus experiencias en la sección de comentarios más abajo.

Panasonic LUMIX BGH1 – ¿Para quién es esta cámara?

Si posees una casa de alquiler, una compañía de producción muy activa o incluso una emisora, este tipo de cámara tiene MUCHO sentido. Un día, se puede utilizar para “grabaciones de estilo documental”, al otro día, se puede combinar con un dron, al día siguiente puede servir en un evento deportivo, donde la cámara puede colocarse cómodamente en palos y controlarse de forma remota, entiendes el punto. Una herramienta para todos los oficios, ideal para ninguno, que puede ser muy beneficiosa para muchos. En cualquier caso, y al igual que con muchas otras cámaras, la clave para un uso exitoso es identificar los puntos fuertes de esta herramienta de filmación específica y para mí esos son (sin ningún orden en particular):

  • Mayor rango dinámico comparado con otras cámaras Micro Cuatro Tercios (pronto tendremos nuestra prueba de laboratorio completa de la cámara)
  • Buen control del rolling shutter
  • Cámara con ISO dual y muy buenas capacidades con poca luz
  • Pequeña y versátil
  • Formatos de grabación / velocidades de cuadro / resoluciones flexibles
  • Muy buena duración de la batería
  • Muy buena calidad de sonido
Operación estilo documental. Crédito de la imagen: CineD

Panasonic LUMIX BGH1 para filmación estilo documental

Ahora, imagina esto: me siento y miro a la cámara. La cámara me devuelve la mirada. Pienso para mí mismo, “puedo hacerlo”, puedo hacer que esta herramienta de filmación funcione para mí en el campo. Todo lo que necesito es “armarla” y encontrar una solución adecuada para estabilizar las imágenes que obtendré (esta cámara no tiene IBIS).

La LUMIX BGH1 tenía una idea un poco diferente, ya “se hizo la difícil”.

Ni siquiera puedo decirte cuánto tiempo dediqué a encontrar una solución adecuada para armar esta cosa. Primero, pensé que poner la cámara en mi hombro sería una buena idea, ya que el equilibrio adicional parecía ser la forma de proceder. Pero me tomó unos segundos darme cuenta de que operar y controlar esta cámara sobre el hombro es casi imposible, debido a cómo están ubicados los botones. O consigues el controlador adecuado para ello (no tengo idea de qué equipo se necesita para cumplir ese propósito), o abandonas la opción del hombro y la sostienes como corresponde, con la palma de tu mano (digamos) . En cualquier caso, traté de consolarme pensando que “esta es una cámara tipo caja muy pequeña y montarla sobre el hombro es en verdad ir contra su propósito de todos modos”. Entonces, volviendo a la mesa de dibujo, terminé colocando todo lo que necesitaba, como el mango de madera Vocas lateral y el micrófono Wavo de Joby en la propia cámara. Para mi sorpresa, no fue tan fácil colocarlos, ya que los tornillos no se pudieron apretar completamente. Solo puedo suponer que debido a su factor de forma pequeño y liviano, el cuerpo de aleación en sí es relativamente delgado, por lo que esas roscas de 1/4 no pueden tener los orificios de profundidad estándar. Una solución podría ser usar un armazón como el SmallRig 3024, que envuelve muy bien el cuerpo de la cámara y al mismo tiempo agrega sus propios puntos de fijación.

Armazón SmallRig para la Panasonic BGH1. Crédito de la imagen: SmallRig

Volviendo a mi intento de aparejar la cámara. Después de un tiempo considerable y de probar diferentes opciones de montaje, opté por dejar la cámara “como está” y conectar mis otros accesorios directamente a ella. Mi decisión fue mantener su tamaño reducido e imitar trabajar con ella como si fuera una cámara sin espejo (casi). Para ver las imágenes en sí, utilicé mi EVF Cineroid muy antiguo pero confiable, que no usaba desde hacía tiempo. Para el audio en la cámara, usé el micrófono Joby Wavo y para manipularla, usé una empuñadura de madera Vocas que tenía en la oficina.

En cuanto a los lentes, elegí trabajar con el lente Olympus M.Zuiko Digital ED 12 mm f / 2 y el Olympus M.Zuiko Digital ED 12-100 mm f / 4 IS PRO. El primero (lente de 12 mm) es el acompañante perfecto para esta cámara si te gusta la realización de documentales. La calidad óptica es excelente, el peso es mínimo, es relativamente rápido y la distancia focal angular ayuda a compensar los movimientos y sacudidas, mientras sigues a un sujeto (como se mencionó anteriormente, esta cámara no tiene IBIS). También puedo reportar que el enfoque automático funciona muy bien cuando se usa este lente Olympus con la Panasonic BGH1.

Panasonic BGH1 y lente Olympus de 12 mm. Crédito de la imagen: CineD

El segundo lente que elegí fue el Olympus 12-100 mm f / 4. Es, por supuesto, un lente mucho más pesado, por lo que para el estilo de filmación al que lo adapté durante el documental, no fue perfecto; sin embargo, me permitió ser rápido cuando necesitaba cambiar mi distancia focal (por ejemplo, filmando desde lejos sin molestar al personal y clientes de Miraflores y GOTA Coffee). La otra ventaja de este lente es su estabilizador óptico incorporado. Esto y el sistema de enfoque automático funcionaron bien con esta cámara tipo caja de Panasonic.

Operando los botones y el menú de la cámara

Quizás operar los botones de la cámara y el menú fue mi mayor problema en mis días de filmación, ya que me encontré constantemente mareándome con los botones. Por cierto, puede ser que la operación sea un poco más fácil cuando se trabaja con un lente manual, ya que al menos no es necesario usar los botones para cambiar la apertura.

Realmente espero que en el próximo modelo, Panasonic considere agregar una rueda de dial. Esto podría mejorar la experiencia general del usuario, especialmente al navegar por el menú y, por supuesto, durante la operación de filmación en sí.

Rendimiento general de la cámara

El uso de la Panasonic BGH1 requiere una breve fase de “acostumbramiento”. Si la vas a utilizar para documentales, y especialmente para “correr y disparar”, asegúrate de montar la cámara para que sea muy cómoda de usar. Este consejo puede parecer lo más obvio, pero tiene aún más sentido cuando se trabaja con una cámara que es solo una caja.

La ausencia de IBIS es una lástima (especialmente porque Panasonic es líder en este campo), y tal vez las únicas formas de compensar esta característica faltante son:

  • Usando un lente estabilizado
  • Usando un lente gran angular
  • Usando un trípode o gimbal

Audio:

La BGH1 es compatible con el adaptador de micrófono XLR DMW-XLR1E de Panasonic. Aunque tenemos este componente aquí en la oficina, utilicé la toma de micrófono directa de 3,5 de la cámara para mantenerla compacta y que la calidad de audio fuese buena.

Enfoque automático:

La cámara funcionó bastante bien. Panasonic está haciendo todo lo posible para mejorar constantemente el rendimiento del enfoque automático en sus líneas de cámaras, por lo que sería genial verlos moverse hacia una solución más “madura”, en conjunto. Si preguntas, muchos te dirán que les ENCANTA usar sus cámaras Panasonic con la excepción de usar la función de enfoque automático.

Capacidades con poca luz:

Puedes esperar obtener un rendimiento similar al de la LUMIX GH5S. Además, recuerda que se trata de una cámara con ISO dual y la ISO nativa cambia según el perfil de imagen que elijas.

Qué le falta:

Como esta es una cámara especial para video, personalmente esperaría ver un filtro ND variable incorporado. Ahora, según las conversaciones que tuvimos con diferentes fabricantes, esta es una tarea de ingeniería muy difícil, simplemente porque no hay mucho espacio dentro del cuerpo de la cámara para una solución ND mecánica. Con suerte, se puede considerar algún tipo de filtro ND variable electrónico para modelos futuros.

Panasonic LUMIX BGH1, cámara del tamaño de la palma de una mano. Crédito de la imagen: CineD

Conclusión

La cámara Panasonic BGH1 es un dispositivo de filmación decente y versátil, pero no es para todos. Si eres un cineasta independiente, existen soluciones más sencillas. Si trabajas en una emisora, una casa de producción o una casa de alquiler, esta cámara puede ser perfecta para ti, ya que se puede implementar en muchas tareas a un costo muy modesto. Además, este es el comienzo de algo que puede volverse muy interesante, y solo puedo suponer que si esta cámara tiene éxito, su concepto se puede “copiar” para acomodar también un sensor full frame.

Ah, y un comentario sobre la gradación de color: siempre encuentro que las imágenes de Panasonic sufren de un tinte Magenta adicional, y como Panasonic está buscando garantizar la compatibilidad de color en todas las líneas de sus cámaras, esto probablemente no cambiará pronto. Por favor, demuéstrenme que estoy equivocado…

Acerca del video de arriba:

Filmado con la Panasonic LUMIX BGH1 y los lentes Olympus 12 mm y 12-100 mm. V-Log L, diversos valores ISO (traté de mantenerme en los ISO 400 y 2000, ya que son nativos de este perfil de imagen). Filmado mayormente con cámara en mano, excepto las entrevistas y las tomas con slider. Algunos clips tuvieron que estabilizarse en post producción. El LUT fue construido con Lutify.me. Música tomada con permiso de epidemicsound.

Agradecimientos especiales

Muchas gracias a Katie y Markus que dedicaron parte de su valioso tiempo y me ayudaron apareciendo en este video. ¡Realmente les agradezco! Dirígete a la página web de Miraflores y al sitio de GOTA Coffee para obtener más información sobre la floristería más hermosa y la mejor cafetería de Viena.

¿Qué opinas de la nueva cámara tipo caja Panasonic BGH1? ¿Considerarías comprarla? y, en caso afirmativo, ¿qué tipo de uso le darías? Dinos lo que piensas en la sección de comentarios debajo.

Deja un Comentario

guest
Filtro:
Todo
Ordenar por:
latest
Filtro:
Todo
Ordenar por:
latest

Se parte de la experiencia comunitaria de CineD