Reseña de los telempropters Desktop Flex y ProLine Plus de Prompter People

Reseña de los telempropters Desktop Flex y ProLine Plus de Prompter People

Prompter People, fabricante de todo lo relacionado con teleprompters, nos envió tanto el modelo 22.5 Desktop Flex como el 19″ ProLine Plus para que hagamos esta reseña. El ProLine Plus parece estar dirigido principalmente a la grabación de campo o en pequeños estudios móviles, mientras que el Desktop Flex parece ser una solución hogareña o de estudio, ciértamente no está diseñado para usar en el campo. El fabricante también nos envió un trípode HD500 de la marca Prompter People y hablaremos sobre él en este mismo artículo. Durante la pandemia, tuve la oportunidad de utilizar los tres sistemas en distintas tomas. Aquí está mi reseña completa.

Antes de 2020, mi experiencia con los prompters era limitada. Luego el mundo cambió y, como muchos de ustedes, tuve que adaptarme a la transmisión en línea. De repente, los prompters en todas sus formas se volvieron mucho más interesantes, por no decir fundamentales, a medida que los equipos se reducían y la necesidad de contenido en línea aumentaba.

No había oído hablar de Prompter People antes de que me pidieran que reseñara su equipo, pero una búsqueda rápida en Google sugiere que son líderes en el mercado. Fabrican teleprompters desde algunos pequeños de cámara de gama baja, hasta opciones controladas por robot de más de $10.000. Si tu trabajo está relacionado con la producción de cine y televisión, en algún momento necesitarás un prompter, y tus opciones abarcarán toda la gama de calidad que va desde algo absolutamente terrible hasta los dispositivos de alta tecnología controlados por robots. La mayoría de nosotros solo queremos algo que funcione bien, que nos permita concentrarnos en la iluminación, la cámara y el audio, con eso es suficiente.

El ProLine Plus junto con el monitor de 19

Utilicé tanto el ProLine Plus como el Desktop Flex en cuatro proyectos diferentes durante la pandemia. Uno de los cuatro proyectos incluía un texto de 45 páginas. Los otros proyectos eran menos exigentes con el artista, pero aun así, cada uno de ellos involucraba varios párrafos de texto. Inicialmente, llamó mi atención el ProLine Plus porque su diseño parece haber sido creado teniendo en cuenta el diseño de las cámaras de teléfonos móviles. Además, incluso viene con una placa base básica para varillas de 15mm.

Para empezar, mi forma preferida de montar tanto el ProLine Plus como el Desktop Flex es sobre el trípode Prompter People HD500 (podrán verlo en la imagen de abajo). ¿Podría haber usado un trípode diferente? Claro que sí, pero el HD500 tiene un peso de 50 libras/22,67 kg. De todos modos, personalmente me sentiría más cómodo utilizando un trípode más cercano a las 35 libras/15.87 kg. Tener un prompter colocado en un trípode por separado en comparación con uno colocado en la cámara significa que puedes desconectar la cámara del prompter rápidamente, un gran beneficio para las tomas de b-roll. La flexibilidad de pasar al modo prompter de forma rápida y sencilla era lo que necesitaba para los proyectos en los que estaba trabajando.


A excepción de los grandes lentes para eventos deportivos y en directo, la gran mayoría de las configuraciones de cámaras y lentes funcionarán con el ProLine Plus. Ten en cuenta que si colocas el ProLine Plus, será complicado conectar una matte box con un filtro; Para eso, te recomendaría una matte box con clip pequeño como esta de Wooden Camera.

Cabezal del trípode HD500 de Prompter People. Crédito de imagen: CineD

Cambiar del modo prompter al modo de cámara normal puede ser una tarea difícil si utilizas la placa base ProLine Plus incluida. No surge ningún inconveniente si se utiliza el prompter durante todo el rodaje, pero la mayoría de mis tomas requirieron varios momentos donde se combinaba el prompter y el b-roll. Esto es algo que debes considerar para tu caso de uso particular, y este desafío fue la razón principal por la que coloqué ambos prompters en el trípode HD500, acercándolos o alejándolos de la cámara cuando fuera necesario.

El monitor de 19″que viene con el kit ProLine Plus. Crédito de imagen: CineD

Los prompters, en esencia, son dispositivos espejo + monitor relativamente simples, y eso podría explicar la prevalencia de prompters mal diseñados. Este no es el caso del ProLine Plus, pues el nuevo prompter fue desarrollado por personas que entienden cómo funciona una producción. Tanto el cristal como la elegante funda blanda son de alta calidad. Si colocas la cámara correctamente, el vidrio no crea un viñeteado ni distorsiones extrañas. Sin embargo, descubrí que se pierde aproximadamente 1/4 de punto de luz cuando filmas a través del vidrio ProLine Plus.


El ProLine Plus viene plegado para facilitar el embalaje y toma entre cinco y diez minutos en instalarse una vez que colocas las piezas. Es probable que desees contar con un cable HDMI de tamaño completo para conectar tu prompter favorito en tu computadora portátil directo al monitor. Las entradas VGA y Composite están dentro de las opciones, hubiera sido útil tener entradas SDI, pero no hemos tenido tanta suerte.


Noté que el monitor es lo suficientemente brillante para aplicaciones en estudio y el ángulo del vidrio, que actúa como un parasol, parece bloquear un poco la luz externa. Para las pruebas realizadas al aire libre, tuve dificultades para leer el texto mientras lidiaba con el rebote de la luz solar, pero como con cualquier monitor, la iluminación ambiental es un factor que debes tener en cuenta. Si debes usar utilizarlo en el exterior al mediodía, sugeriría que lleves contigo un cortador de luz como ESTE de Matthews u otra marca centrada en el agarre.


El ProLine Plus se envía junto con un monitor de 400 nits o un monitor de 1000 nits que es un poco más caro. Si sueles filmar con frecuencia en la naturaleza, en espacios muy iluminados con ventanas enormes o en el exterior al mediodía, entonces es conveniente que compres el monitor de 1000 nits. Quienes graben en un estudio notarán que el brillo del monitor de 400 nits está bien para la mayoría de las aplicaciones. Recuerda, necesitas un monitor que te permita leer el texto u otro contenido fácilmente, y este tipo de monitor no está diseñado para iluminar o monitorear las tomas.


Además, debes considerar si deseas una versión basada en iPad o si deseas comprar un monitor dedicado junto con tu kit de prompter. Personalmente, me gusta el monitor dedicado porque en el set mi iPad suele utilizarse para otras cosas, por lo tanto, colocarlo en un dispositivo prompter durante horas no tiene sentido. Prompter People ofrece un equipo UltraFlex 12″ que permite colocar el iPad Pro para utilizarlo como monitor, lo que podría ser una gran opción si ya posees el iPad Pro o el Surface Pro.


El monitor se puede alimentar con el cable de alimentación de CA incluido. Aunque no se incluye una entrada D-tap, con un poco de investigación podrás encontrar un conector D-Tap a barril. Me comuniqué con el equipo de Prompter People para ver si tenían una recomendación para un cable D-Tap a barril y sugirieron ESTE.

Crédito de imagen: CineD

Aquí podrán ver el ángulo posterior del ProLine Plus donde se encuentra el material de lona suave que envuelve el lente. Debes tener cuidado para evitar que ese material invada tu toma. Puedes cambiar su altura y ángulo ajustando la perilla:

Crédito de imagen: CineD

En la práctica, este tipo de ajuste ayuda a colocar el centro del prompter directamente en el centro del lente. Todos los cuerpos de las cámaras son ligeramente diferentes, y la altura desde la placa base hasta el centro del lente se ha estandarizado considerando las matte box montadas en rieles. Aun así, un prompter es un animal completamente diferente, y disfrutarás de la capacidad de ajuste fino del ProLine Plus.


Configurar tu kit ProLine Plus de diferentes formas cambiará el precio final, pero en general, costará alrededor de $2.000. Es un poco más caro que otros prompters en el mercado, pero obtendrás un dispositivo acorde a lo que pagas. Además, este kit parece que durará años y quizás sea el único prompter que necesites comprar.

Desktop Flex – con monitor de 22.5″

Crédito de imagen: CineD

El Desktop Flex está por encima del ProLine Plus en términos de tamaño. Este prompter, fiel a su nombre, está diseñado para aplicaciones de escritorio, lo cual me pareció un poco extraño porque ninguno de los escritorios de mi computadora es lo suficientemente grande como para colocar un monitor de 22.5″ más una Apple iMac grande. Quizás todo el mundo tiene en su casa un espacio de trabajo más grande que yo, pero de todos modos, debo decir que este prompter parece fantástico para la mayoría de las aplicaciones de estudio.

Trípode HD500

Si tu vista es buena, podrás colocar este prompter a varios pies de distancia y aun así leer en el monitor fácilmente. Probé el ProLine Plus desde una distancia de 6 a 8 pies/1,82 a 2,43 metros y pude leer sin fatiga visual. El Desktop Flex sería útil incluso a una distancia mucho, mucho mayor. Pude observar que su capacidad es funcional para el artista en el escenario o cuando se necesita algo de espacio para ver el set completo.
El Desktop Flex se envía junto con un brazo de montaje para escritorios, aunque para realizar mis trabajos lo coloqué en el trípode HD500 la mayor parte del tiempo. El brazo de montaje incluido funciona muy bien, pero no estoy seguro de por qué querrías tener un prompter de 22.5″ a unos centímetros de tu cara. A continuación podrás ver una imagen con el brazo colocado en el Desktop Flex que PrompterPeople comercializa de esta manera:

Crédito de imagen: PrompterPeople

A un costo de alrededor de $2.200, dependiendo de si necesitas el brazo de montaje de escritorio o no, el kit es un poco más caro que el ProLine Plus (es una diferencia de unos pocos cientos de dólares). La configuración del Desktop Flex es un poco complicada de entender cuando ves las piezas separadas en la caja. Si tú, al igual que yo, no tienes mucha experiencia en prompters, te sugiero que consultes el manual que se encuentra en la unidad flash incluida o puedes ver el canal de YouTube de PrompterPeople para obtener ayuda adicional con la configuración.


A diferencia del ProLine Plus, el Desktop Flex no viene con un estuche para el transporte. Recomendaría comprar un estuche rígido estilo Pelican con ruedas (dado su peso total) y espuma extraíble.

Crédito de imagen: CineD

En la foto de arriba, podrás ver desde la parte trasera que el Desktop Flex tiene un tamaño mayor en comparación con el ProLine Plus. Les recomiendo utilizar un trípode dedicado para los trabajos pesados, como el HD500 que puede soportar 30 libras/13,60 kg para montar en la locación o para montarlo por separado de la cámara. Debo decir que me sorprendió la calidad del trípode Prompter People HD500. Llámame anticuado, pero usar un trípode de la marca “Prompter People” sugiere que no son personas especialistas en trípodes, sin embargo, ese no es el caso en absoluto. Terminé utilizando el HD500 de $890 como un trípode independiente con cuerpos de cámara como la Canon C300 MK II, la C300 MK III, y la C500 MK II. La tensión se puede ajustar tanto para el paneo como para la inclinación, y no tuve inconvenientes para obtener paneos e inclinaciones suaves mientras seguía la acción con el trípode.

Hay una variedad de entradas disponibles en el monitor para el Desktop Plus Flex. No posee puertos SDI, utilizar el HDMI conectado fue mi método de entrada preferido. Crédito de imagen: CineD

En términos de software para el desplazamiento del texto, hay literalmente docenas de opciones de calidad disponibles en la tienda de aplicaciones o en otros lugares para usuarios que no son de Mac. No son muy costosos y todos ofrecen diferentes funciones, incluyendo el seguimiento de voz, que pueden ser más o menos importantes para ti. Personalmente, disfruté mucho usando el PromptSmart Pro para macOS 11 o posterior, así como la versión paga de $50 de “Power Prompter“. Hay un montón de opciones diferentes más optimizadas para dispositivos móviles con Android, iPad o iPhone.

Conclusión

Otra imagen trasera del Desktop Flex. Crédito de imagen: CineD

En resumen, debes considerar qué tan en movimiento necesitas estar en una producción particular cuando busques prompters de escritorio o ProLine. ¿Necesitarás montarlo directamente en la cámara o en un escritorio, o puedes montarlo en un trípode separado como el HD500 para tener una mayor flexibilidad?


¿El artista necesita la experiencia visual del monitor de escritorio de 22.5″ o serán suficientes los monitores de 19”? Me di cuenta que el monitor de 19” era muy útil para una amplia variedad de situaciones. ¿Cuánta luz ambiental hay en tu locación? o ¿estarás afuera en un campo al mediodía? ¿Puedes trabajar con 400 nits, o necesitas el monitor de 1000 nits de la serie ProLine? Las respuestas a estas preguntas te ayudarán a orientarte en la dirección del modelo de prompter que se adapte a tus necesidades.


Tanto el Desktop Flex como el ProLine Plus junto con el trípode HD500 pueden servir para satisfacer tus necesidades de prompter. Hay opciones más baratas en el mercado, pero considerando que la tecnología central detrás de los prompters no ha cambiado en años, probablemente querrás comprar uno que esté diseñado para resistir el paso del tiempo. Los productos que siguen funcionando de un rodaje al otro se convierten en una extensión y no en un obstáculo para tu trabajo.

¿Cuál ha sido tu experiencia con los prompters en general? ¿Consideras agregar el Desktop Flex y el ProLine Plus a tu kit en el futuro? ¡Cuéntanos en los comentarios a continuación!

Deja un Comentario

guest
Filtro:
Todo
Ordenar por:
latest
Filtro:
Todo
Ordenar por:
latest

Se parte de la experiencia comunitaria de CineD