Cómo convertirse en un colorista independiente – Entrevista a Ana Izquierdo

Cómo convertirse en un colorista independiente - Entrevista a Ana Izquierdo

Esta entrevista es parte de una nueva serie de CineD que celebra a las mujeres en la industria del cine y la televisión. Puedes leer nuestro último artículo donde nos pusimos al día con la posproductora Lesley Weir aquí. Hoy, hablaremos con Ana Izquierdo sobre su trabajo como colorista independiente.

Ana Izquierdo aporta una perspectiva única a su trabajo de gradación: trabajó seis años como fotógrafa y directora de fotografía antes de convertirse en colorista en 2009. Luego se mudó de su España natal a Berlín, donde fue Colorista Senior en DFacto-Motion de Berlín, antes de dar el salto y convertirse en trabajadora autónoma en 2018.

Ana Izquierdo en el trabajo. Crédito: Juan González Fornes

Hoy, Izquierdo grada desde largometrajes hasta documentales, programas de televisión, comerciales y videos musicales utilizando DaVinci Resolve. Sigue leyendo para conocer más sobre la pasión de Izquierdo por el color, su mudanza a Berlín y su opinión sobre cómo es ser una trabajadora autónoma.

¿Alguna vez extrañaste la cinematografía?

Ana Izquierdo (A.I.): Es gracioso que digas eso, porque creo que sería un sueño combinar mi gradación de color con la cinematografía y con los días en los que puedo filmar al aire libre. Creo que existe una convergencia cada vez mayor entre las habilidades que deben tener los grandes coloristas y directores de fotografía en la actualidad.

Entonces, cuanta más comunicación y conexión haya entre los dos, mejor.

Fotograma de Ku’damm 63.

Para cualquiera que trabaje en la industria como colorista o director de fotografía, les aconsejo que se conozcan como amigos si aún no lo han hecho. Debes pasar tiempo en los mundos de los demás. ¡Te sorprenderás de lo mucho que tienen en común!

¿Cómo fue mudarte de España a Alemania?

A.I.: Trabajé como colorista en España durante tres años antes de mudarme a Alemania en 2012. Fue un gran cambio comenzar a trabajar en DFacto-Motion como colorista senior. Trabajé allí durante cinco años haciendo programas de televisión y largometrajes, antes de saber que era el momento adecuado para empezar a trabajar como autónoma.

Fotograma de Ku’damm 63.

Debo decir que fue aterrador dejar mi trabajo, pasé casi dos años pensando en ello. Pero una vez que tomé la decisión, me sentí muy feliz porque de repente tuve más tiempo libre para expandirme y dedicarme a otros proyectos.

¿Tienes algún consejo para las personas interesadas en convertirse en coloristas?

A.I.: Ser colorista es difícil, especialmente al principio. Estás en una habitación oscura todos los días y normalmente eres responsable de las partes finales de un proyecto, cuando todavía existe la oportunidad de hacer cambios antes de que se transmita por televisión o en cines. Esto significa que estás bajo mucha presión. Para sobrevivir, necesitas más que una buena actitud. Necesitas mucha concentración y mucha pasión. No sé si puedes entrar en la gradación de color si no es lo que realmente te gusta.

Fotograma de Ku’damm 63.

En cuanto al consejo, te sugiero que veas cada cuadro como una pintura. Analiza la luz, explora cómo te hace sentir esa secuencia. Sobre todo, tómate el tiempo para preguntarte cuál es el propósito de esta imagen, ¿para qué sirve? A veces gradar significa hacer menos, en lugar de aumentar el contraste y los tonos fuertes como solía ocurrir en los 2000. Hoy en día, podemos gradar utilizando paletas más suaves.

¿Cuál de los proyectos en los que has trabajado recientemente te han generado más entusiasmo?

A.I.: Un gran proyecto en el que he trabajado es la miniserie Ku’damm 63 para ZDF, donde fui la colorista principal realizando gradaciones en SDR y HDR.

La serie es una continuación de los eventos de Ku’damm 59, que también he gradado y que usamos como base para la gradación de Ku’damm 63. Ku’damm 59 fue gradada con la intención de reflejar el hecho de que 1959 es el año en que llegó la televisión en color a Berlín.

Fotograma de Ku’damm 63.

Para Ku’damm 63, que se basó en el año 1963, optamos por una gradación más suave que tuviera menos contraste a fin de reflejar la diferencia en el período de tiempo. Fue fantástico cambiar el estilo de gradación según la época.

¿Te inspira el trabajo y la carrera de Ana Izquierdo? ¿Esperas ver los mismos cambios en el futuro? Comparte tu opinión en los comentarios a continuación y mantente atento para conocer más perfiles exclusivos de las mujeres en la industria.

Deja un Comentario

guest
Filtro:
Todo
Ordenar por:
latest
Filtro:
Todo
Ordenar por:
latest

Se parte de la experiencia comunitaria de CineD