Sensor de cámara curvo: La nueva patente de Sony marca el camino que podría seguir la tecnología… si las empresas lo permiten

Sensor de cámara curvo: La nueva patente de Sony marca el camino que podría seguir la tecnología... si las empresas lo permiten

Una nueva patente de Sony para un sensor curvo de cámara podría impulsar enormemente la tecnología de cámaras y lentes, pero sólo será posible si la industria permite que esto avance.

Las cámaras no pueden seguir avanzando basándose únicamente en los números. La entrega en 4K no tiene sentido, las pantallas HDR de 10 bits no-reales aún no han encontrado su lugar en el mercado y la necesidad de contar con velocidades de cuadro más altas se reduce drásticamente alrededor de los 120fps. Con el lanzamiento de cada vez más y más cámaras con capacidades de filmación superiores al 4K, más de 8 bits y hasta 120fps, la industria de las cámaras no logrará motivar a que nuevos clientes compren sus productos si sólo se basan en estos números (aunque el rango dinámico todavía sigue siendo algo importante).

Una posible vía para lograr un avance continuo es cambiar la forma del sensor y no su tecnología de transistor por píxel, y ahí es donde entra en juego la nueva patente de Sony. El gigante tecnológico ha comenzado el desarrollo de un sensor curvo que podría ofrecer grandes beneficios tanto para las cámaras como para los lentes.

Sin embargo, debes tener en cuenta que parece ser una tecnología que aún se encuentra en una etapa preliminar. Esto implica que si bien están trabajando en ello, no es probable que llegue a implementarse en un producto hasta dentro de un tiempo.

Sin embargo, debes tener en cuenta que parece ser una tecnología que aún se encuentra en una etapa preliminar. Esto implica que si bien están trabajando en ello, no es probable que llegue a implementarse en un producto hasta dentro de un tiempo. Dicho esto, los sensores curvos ofrecen una perspectiva fascinante: una perspectiva que ha existido al margen de las cámaras digitales desde hace un tiempo.

Los sensores curvos no son una novedad

No olvidemos que algunos de los fotógrafos más grandes y ambiciosos de todos los tiempos no fueron fotógrafos, sino astrónomos. Los telescopios con sus lentes y diseños de sensores a medida, emplean técnicas increíblemente avanzadas para resolver los posibles inconvenientes que pueden surgir, desde distancias focales de 50 metros hasta espejos líquidos con una curvatura ajustable por presión. Los astrónomos han estado trabajando con placas de imágenes curvas durante mucho tiempo, utilizándolas para eliminar la distorsión de las imágenes y para simplificar la disposición de los elementos focales.

Los sensores curvos existen desde hace mucho tiempo. Crédito de imagen: Laboratorios HRL

Recientemente, Canon comenzó a considerar la tecnología curva, y el propio Sony ha patentado sensores curvos hace algunos años atrás, en 2014. Nikon también tiene patentes que se remontan al 2010, y luego agregaron patentes para lentes de sensor curvo. Ahí es donde está el meollo de la cuestión.

¿Cómo funcionan los sensores curvos?

Básicamente, los sensores curvos permiten un ajuste más natural al crear una imagen que proviene de elementos ópticos curvos, y estos sensores requieren de una flexión de luz menos compleja para evitar la distorsión. En particular, estos sensores pueden superar la necesidad de utilizar lentes para contrarrestar los rayos que ingresan por los bordes del cuadro rectangular. La percepción humana tiene una combinación de retina curva y corrección de la distorsión neurológica para solucionar este problema. Pero si no tuviéramos una retina curva, el ojo sería un órgano mucho más complejo de lo que es.

Todo esto implica que, si se fabricaran únicamente sensores curvos, los lentes de las cámaras podrían utilizar mucho menos vidrio interno, lo cual permitiría reducir el tamaño y el peso de los mismos al tiempo que aumentaría la luz que transmiten y, con suerte, se reducirían los costos. Esa es la ventaja principal de los sensores curvos: no mejoran la imagen en sí, sino que benefician a los lentes que focalizarán esa luz. Potencialmente, podrían reducir la distorsión que suele estar presente en los lentes gran angulares, pero lo que más se destaca es el beneficio que ofrecerá el diseño de los lentes de este tipo, especialmente teniendo en cuenta la existencia de la corrección de la distorsión digital moderna.

Crédito de imagen: FUJIFILM

Entonces: si deseas ingresar en el mundo de los sensores curvos, deberás comprar un set completamente nuevo de lentes de sensor curvo.

¿Cuándo estará lista esta tecnología?

Este será el principal impedimento para la introducción de cámaras con sensor curvo. Después de haber pasado una década desarrollando la montura E-mount, ¿Sony realmente querrá empezar de nuevo, desde cero? Eso no solo representa aumentar los costos de investigación y desarrollo, sino que podría empeorar la situación para los competidores que actualmente quedaron atrasados dentro de la alianza L-mount. Tras convertirse en el líder de esta alianza, ¿por qué Sony querría cambiar la situación?

Por otro lado, los fabricantes de sensores como Blackmagic podrían implementar esta tecnología en las cámaras, pero Blackmagic no fabrica sus propios lentes ni tampoco planea hacerlo por el momento. Esto hará que dependa de Canon y de otros fabricantes de lentes. Dentro de los fabricantes de cámaras y lentes que actualmente no dominan las listas de ventas, solo Nikon y Fuji podrían intentar adentrarse y dar el golpe en este espacio, y de ellos, solo Nikon ha hecho un trabajo real con los sensores curvos.

Entonces, si bien estos sensores podrían representar un gran avance tecnológico en cuanto a que reducirían el tamaño de los lentes -lo que podría reducir aún más el tamaño de las cámaras mirrorless, y potencialmente evitaría la distorsión en los lentes más angulares- lo más probable es que tengamos que esperar un tiempo para ver el lanzamiento de productos que cuenten con esta tecnología. Después de todo, Sony también está patentando otras tecnologías de sensores más fáciles de implementar. Estas patentes podrían estar destinadas a ralentizar la entrada de los competidores en el mercado, o bien, a esbozar nuevas tecnologías que la compañía intentará alcanzar de manera realista.

Mantente atento al debate sobre los sensores curvos, pero también sé escéptico ante cualquier informe de una cámara de sensor curvo que se aproxime por parte de una empresa que domina el área de los sensores planos. No hay que pensar en la viabilidad tecnológica sino en los incentivos comerciales, ya que eso es lo que realmente decidirá el futuro de los sensores curvos.

¿Volverías a comprar todos tus lentes si, como resultado de esta tecnología, fueran mucho más pequeños, más livianos y más rápidos? ¡Cuéntanos en los comentarios a continuación!

Leave a reply

Filter:
all
Sort by:
latest
Filter:
all
Sort by:
latest

Take part in the CineD community experience