Publicidad

¿La cinematografía de formato medio se está volviendo la norma?

¿La cinematografía de formato medio se está volviendo la norma?

Conoces el look. Ya lo has visto en películas de alto presupuesto. Es el look de Christopher Nolan. El look de Lawrence de Arabia en la pantalla grande. El tipo de imagen que solo puedes lograr si cuentas con el presupuesto de Hollywood para utilizar lentes Hasselblad. O puedes alquilar equipos que ni siquiera se pueden comprar. Ya sea una cámara IMAX para Dunkirk, la Panavision Panaflex 65 para The Hateful Eight o la Arri Alexa 65 para cualquier cosa desde Joker hasta Solo: Una historia de Star Wars, la cinematografía de formato medio es un elemento básico del cine de las ligas mayores. Hasta ahora, esta imagen “más grande que la vida” ha estado fuera del alcance de la mayoría de los cineastas. Pero con el lanzamiento de nuevas cámaras de formato medio a precios razonables, como la Fujifilm GFX 100s, una nueva revolución está en puerta.

Hablemos de los tamaños de cuadro

Para comprender realmente la importancia de la cinematografía de formato medio, debemos tener un punto de referencia. Existe una gran variedad de sensores y tamaños de película. Durante décadas, el estándar predeterminado para películas de celuloide ha sido Super35. Esto es aproximadamente alrededor de 24 mm por 18 mm o una exposición vertical de 135 películas de tamaño fotográfico. El equivalente es un sensor APS-C. Es por eso que la Canon 7D fue tan popular al comienzo de la revolución DSLR. Bueno, en segundo lugar después de la Canon 5D (al menos para algunos).

Comparación de tamaños: sensores de película y digitales. Crédito de la imagen: CineD

Si vamos más abajo, obtenemos el tamaño de película Super16: su contraparte digital sería la cámara Blackmagic Pocket Cinema original y la Digital Bolex. Aproximadamente de 12,5 mm por 7,4 mm de tamaño. Por último, nuestros tamaños de cuadro más grandes terminan siendo VistaVision (el tamaño de una película de fotografía de 135, comúnmente llamada película de 35 mm) y el sensor digital full frame. Miden más o menos 36 mm por 24 mm, dependiendo de tu cámara y el material de película preferido. Un sensor al que todos hacemos referencia hoy.

Pero, ¡¿qué significa todo esto para mi imagen?!

¡Excelente pregunta! Cada cuadro ocupa un espacio específico dentro del círculo de imagen de una lente, y una lente puede producir múltiples estéticas dependiendo del tamaño de cuadro que elijas. Esto se vuelve increíblemente importante a la hora de crear un estilo visual para tus imágenes. Por ejemplo, los cuadros más pequeños tienden a crear menos compresión de lente, ya que debes usar lentes más angulares para lograr campos de visión equivalentes a los de sensores más grandes. (EDITADO) Por ejemplo, una lente de 50 mm tendrá una mayor compresión óptica en un sensor más pequeño cuando intentes hacer coincidir la composición con un sensor más grande usando la misma lente, dado que tendrías que aumentar la distancia a tu sujeto.

Aquí es donde la cinematografía de formato medio se convierte en una herramienta fantástica para los cineastas. Originalmente, la película de formato medio se usaba en las cámaras Mamiya, Hasselblad y Rolleiflex, por nombrar algunas (hay muchas más). El ancho de esta película era tan grande que tuvieron que medirlo en centímetros en lugar de milímetros. Los tamaños varían de 6 × 4,5 a 6 × 7, lo que hace que nuestro tamaño de cuadro sea de 60 mm por 70 mm.

Mira el video comparativo de Manuel Lübber entre una Alexa Mini y una Alexa 65 para comprender realmente la diferencia que puede hacer un cuadro de formato medio.

Estos tamaños de cuadro más grandes empequeñecen el círculo de imagen de todos los lentes fotográficos de 35 mm y de cine Super35 en el mercado, razón por la cual Christopher Nolan usó lentes Hasselblad rediseñadas para Dunkirk y Tenet, así como varias lentes personalizadas de Panavision. Las lentes de formato medio son más grandes y crean un círculo de imagen más grande que cubre estos tamaños de cuadro gigantes.

Esto produce un efecto único en tu imagen grabada. Dependiendo del encuadre, el sujeto está separado no solo del fondo sino también del primer plano. Crea una estética “más grande que la vida” que es costosa de lograr. ¡Imagínate tener la intimidad de una lente de 80 mm, con el ángulo de una lente de 35 mm!

Más Grande que la Vida: formato medio para las masas

Entre 2014 y 2016, Leica, Pentax y Hasselblad lanzaron varias cámaras de formato medio que permitían grabar videos en HD o 4k, según la marca. Si bien las funciones de video eran mediocres cuando fueron lanzadas, el video de formato medio ha ido mejorando gracias a lanzamientos posteriores de Fujifilm.

La Fujifilm GFX 100 fue una cámara de formato medio increíble que proporcionó ProResRAW en 4K cuando se asoció con la grabadora Atomos Ninja V. Ahora, con la Fujifilm GFX 100s que se acaba de lanzar, esa misma salida RAW está disponible por menos de $ 10,000. Si bien eso puede parecer caro, es una ganga en comparación con la Arri Alexa 65, que solo es posible alquilarla.

Fujifilm GFX100S and Atomos Ninja V. Medium Format Cinematography in ProRes RAW.
Fujifilm GFX100S y Atomos Ninja V. Crédito de imagen: Atomos

Si bien las cámaras Hasselblad y Fujifilm tienen un sensor digital de 53,4 mm x 40 mm y 43,9 mm x 32,9 mm respectivamente, no se acerca al tamaño de 65 mm o IMAX.

Necesitamos un barco más grande

¿Cómo aumentamos el tamaño de nuestra imagen para que esté a la altura de los equipos exclusivos de alquiler? Aquí es donde la magia de los speed boosters cambia por completo el juego. Al combinar una Fujifilm GFX 100s con un Speedbooster Metabones 0.71x Hasselblad V a Fuji G, podemos obtener un magnífico cuadro de formato medio comparable a un círculo de imagen de 80 mm.

Hasselblad V to Fujifilm G mount CINE Speed Booster® ULTRA 0.71x. Medium Format Cinematography.
Montura Hasselblad V a Fujifilm G CINE Speed ​​Booster® ULTRA 0.71x. Crédito de la imagen: Metabones

¿Son demasiado caras las lentes Hasselblad V? ¿Encontraste un montón de lentes Mamiya 645 en el armario de tu abuelo? ¡No temas!

Kipon también fabrica un Speedbooster 0.7x Mamiya 645 a Fuji GFX. El canal de YouTube Media Division hizo un excelente desglose de la línea de lentes Mamiya 645, ¡tienes que verlo!.

Un barco más grande, pero más barato

Si bien la GFX 100s es una cámara de formato medio asequible, sigue siendo demasiado cara para algunos cineastas de bajo -o nulo- presupuesto. Pero con la magia de los speed boosters, aún podemos lograr un cuadro más grande incluso cuando usamos cámaras full frame.

Tomando cámaras como la Sigma fp L, la Canon R5, o la nueva Sony FX3, y combinándolas con los Speedboosters de Kipon, podemos adaptar las lentes Mamiya 645 a montura E, montura R o montura L. Esta configuración proporcionaría una imagen comparable a un cuadro diagonal de 56 mm, ¡o aproximadamente 46 mm por 31 mm! Piensa en esto como el Super35 de la cinematografía de formato medio.

El futuro es de formato medio

Si bien es posible que todas las opciones anteriores no tengan la ergonomía o el flujo de trabajo de una Arri Alexa 65 o una Panaflex 65, son opciones increíbles para que los cineastas logren un look que de otro modo sería inalcanzable. Al final, todas estas cámaras y combinaciones de lentes son solo herramientas. Es posible que algunos no necesiten o no quieran el look del formato medio, pero es increíble ver que estas herramientas finalmente están al alcance de todos. La revolución DSRL ya lo hizo por los cineastas de bajo presupuesto, y esta nueva evolución del formato medio cambiará una vez más la forma en que creamos nuestras imágenes.

¿Chicos, qué piensan? ¿Utilizarían estas nuevas herramientas en sus proyectos futuros? ¿Qué significa para ti una imagen de formato medio?

Leave a reply

Filtro:
Todo
Ordenar por:
latest
Filtro:
Todo
Ordenar por:
latest

Se parte de la experiencia comunitaria de CineD

Obten 25 pistas musicales GRATIS para tus próximos proyectos cinematográficos