Grabación en SSD en la URSA Mini: Opciones y Comparación

Grabación en SSD en la URSA Mini: Opciones y Comparación

La grabación en SSD se ha vuelto bastante popular en la comunidad del cine y el video. Esto probablemente se deba al increíble éxito que Atomos ha tenido con sus grabadores-monitores, que se han vuelto algo típico principalmente entre los que filman con cámaras DSLR. Pero mientras que RED adoptó la grabación en SSD muy tempranamente (aunque de su propia marca) en su flujo de trabajo, otros fabricantes no han hecho lo propio en todo su rango de cámaras. Blackmagic ha lanzado una grabadora para accionar en esta dirección y cambiar esta situación (ver anuncio aquí). Entonces, ¿la grabación SSD en la URSA Mini es hoy algo a tener en cuenta?

Recorder for SSD recording on the Ursa Mini

Grabador SSD de Blackmagic Design para las cámaras URSA Mini

Poniendo en contexto

Blackmagic ha recorrido un largo camino desde la presentación de su primera cámara URSA allá por 2014. Luego de la presentación de la URSA Mini 4K, la URSA Mini 4.6K y más recientemente la URSA Mini Pro y la Broadcast han cosechado un gran número de seguidores, tanto profesionales como entusiastas y realizadores de cortometrajes de bajo presupuesto.

Por supuesto, esto ha sido posible en parte gracias a sus precios más asequibles, comparados con otras ofertas como la Canon C300Mk II, la RED Raven y la Canon C200, pero también la capacidad de grabar en formato CinemaDNG Raw en 12 bits de forma nativa, sin la necesidad de una grabadora adicional. Sin embargo, allí donde la Blackmagic Pocket Cinema 4K anunciada recientemente ofrece la capacidad innovadora de grabar a dispositivos SSD externos a través de USB-C, las cámaras URSA aún tienen que depender de tarjetas CFast 2.0, que a pesar de las caídas de los precios, siguen siendo muy onerosas para el bolsillo de los cineastas más austeros.

Aunque la grabadora de Blackmagic se adapta muy bien a la URSA Mini, la reacción de la comunidad ha sido poco favorable, como mínimo. Las dos razones principales parecen ser:

  • Ausencia de soporte para Lossless Raw 4.6k 60p: la URSA Mini 4.6k y la URSA Mini Pro usan ambas tarjetas CFast 2.0 simultáneamente para este códec, alternando entre ambas tarjetas y grabando un cuadro en cada una. Pues ni siquiera las tarjetas CFast 2.0 pueden aguantar todo el peso de ese códec – y una sola SSD tampoco.
  • Bloqueo de puertos SDI traseros sin passthrough: si usas el fabuloso viewfinder URSA (como deberías), los puertos SDI frontales se bloquean. La grabadora SSD Blackmagic URSA Mini bloqueará entonces los puertos SDI traseros. Y dado que ninguno de estos dispositivos cuenta con SDI-pass-through, la cámara queda efectivamente bloqueada para unidades inalámbricas de transmisión, o para que tu asistente de foco pueda conectar un monitor.

Alternativas para la grabación SSD en la URSA Mini

El mercado ofrece dos alternativas disponibles:

  • La grabadora Atoch C2S
  • La Montura SSD de CCTech Pro
Alternatives for SSD recording on the Ursa Mini

Las grabadoras SSD de los fabricantes alternativos Atoch C2S y CCTech

Ambas grabadoras son similares, en el sentido que usan cables adaptadores de arranque que deben insertarse en las ranuras CFast 2.0, para unirse de manera efectiva con las SSD. A diferencia de la solución que Blackmagic usa para la grabación SSD en la URSA Mini, estas grabadoras ofrecen dos ranuras SSD, lo que les permite grabar en formato CinemaDNG Lossless Raw 4.6k 60p, mencionado más arriba, algo que la conexión SDI utilizada en la solución de Blackmagic no es capaz de hacer.

La diferencia principal entre los dos productos de marcas alternativas es que la grabadora Atoch C2S más vieja necesita energía externa a través de corriente continua de 12-24V (sin ninguna medida para asegurar el cable en su lugar), mientras que la grabadora CCTech es capaz de usar la misma conexión interna que la que usa la grabadora de Blackmagic.

Además, cuando los cables de arranque no están en uso, pueden guardarse ingeniosamente en las ranuras SSD, haciéndola más apta para viajes (superando incluso los soportes de cable de Blackmagic).

La desventaja de la grabadora CCTech es que no cuenta con soporte, que solo está disponible en Ebay (y Amazon en algunos lugares); la grabadora Atoch C2S, por otro lado, se puede encontrar en B&H.

Aquí hay un cuadro que compara las tres soluciones:

Entonces, ¿qué piensas? ¿Vale la pena sacrificar el codec más solicitado que ofrece la URSA Mini en aras del atractivo precio y soporte interno de su grabadora SSD, o estarías dispuesto a probar alguna de las soluciones de los fabricantes alternativos para poder grabar en SSD en la URSA Mini? ¿Tal vez preferirías usar las CFast 2.0, sin importar el costo? Cuéntanos qué piensas en los comentarios.

Deja un Comentario

guest
Filtro:
Todo
Ordenar por:
latest
No hay comentarios aún
Filtro:
Todo
Ordenar por:
latest

Se parte de la experiencia comunitaria de CineD