Publicidad

El documental de Anthony Bourdain reaviva el debate: ¿Las películas deberían crear actuaciones con IA?

El documental de Anthony Bourdain reaviva el debate: ¿Las películas deberían crear actuaciones con IA?

Un nuevo documental de Anthony Bourdain ha provocado controversia después de que se reveló que una parte de las líneas que se escuchan en la voz del difunto presentador en realidad fueron falsificadas utilizando la IA de síntesis de voz.

Al cineasta de documentales Morgan Neville no le importa lo que opinan. Lo ha dejado en claro básicamente en todas las entrevistas que ha concedido durante los últimos días, mientras recorre los medios de comunicación para explicar que no lamenta haber utilizado un supuesto “deepfake” de la voz de Anthony Bourdain en su última película. En su opinión, no tiene nada que lamentar.

“Si miras la película… probablemente no sepas cuáles son las otras líneas que fueron dichas por la IA, y tampoco vas a saberlo”, dijo Neville en una entrevista con el New Yorker. “Podemos tener un panel de ética documental al respecto en otro momento”.

Sin embargo, tras su fría reacción ante las críticas, el productor de la película aclaró que solo tres líneas del documental fueron falsificadas de esta manera, y que las tres líneas eran citas del propio escrito de Bourdain. Quizás defendiéndose un poco, se cita a Neville en la misma entrevista diciendo que “no estaba poniendo palabras en la boca [de Bourdain], solo tratando de hacerlas cobrar vida”.

anthony bourdain documentary
Crédito de imagen: Focus Features

Las críticas se centran en torno a esta cuestión, ya que en el documental se afirma que se trataba de grabaciones reales de la voz de Bourdain, y además, la declaración de Neville de haber consultado con los herederos de Bourdain parece ser falsa.

Pero, ¿qué ocurre con el cine narrativo?

Todos recordamos películas recientes en las cuales generaron imágenes de actores fallecidos por medio de una computadora, pero siempre se hicieron con la aceptación explícita de los herederos de los actores. En Star Wars: Rise of Skywalker, los realizadores añadieron escenas póstumas de Carrie Fisher que se combinaron con imágenes reales de su actuación, algo similar a lo que hicieron al mezclar el audio real y falso en el documental sobre Bourdain.

La diferencia es que Star Wars es una franquicia ficticia, en cambio, los documentales pretenden mostrar solo la verdad. Los creadores de Star Wars también utilizaron el hecho de haber utilizado CG (generación de imágenes por computadora) de Fisher como un impulso mediático. El hecho de que hayan decidido publicitar el uso de CG, y de que estas escenas son visualmente fáciles de distinguir de las imágenes reales, implica que nadie se sintió engañado por las mismas. Varios espectadores sintieron que quizás fueron cursis o de mal gusto, pero nadie sintió que tuvieron la intención de engañarlos para que creyeran que Fisher realmente había realizado todas estas actuaciones mientras estaba viva.

Crédito de imagen: Disney

Por lo tanto, si Neville hubiera señalado el hecho de que se usaron líneas de IA, en lugar de tratarlo como un secreto que no debían descubrir, ¿habría generado una reacción tan negativa? O, si la imagen generada por computadora de Fisher hubiera sido lo suficientemente fotorrealista como para engañar a la mayoría de los espectadores, ¿se habría convertido en algo inapropiado?

Anthony Bourdain es quizás la peor persona posible para hacer deepfake

Los espectadores sintieron una fuerte conexión emocional con Bourdain, fue capaz de evocar la sensación de que lo conocías y de que estaba siendo excepcionalmente abierto y honesto con sus espectadores. Esta es probablemente la razón por la que la controversia sobre la voz de la IA ha golpeado tan fuerte, ya que sus fans sienten que la autenticidad de su personaje es la esencia de su personalidad. De esta manera, para algunas personas, convertir algunas de sus líneas en las de un robot es pervertir su legado.

Además, muchos creen que Bourdain habría odiado este tipo de uso aceleracionista de la tecnología. Solía hablar en contra de las tendencias modernas que consideraba perjudiciales y vivía de manera muy simple en este sentido, el uso de la tecnología ocupaba un lugar muy pequeño en su vida. Era el tipo de persona que se negaba a utilizar una función nueva de las redes sociales, entonces, ¿qué podemos concluir que habría pensado sobre esto?

Aun así, son las palabras escritas de Bourdain las que salen de su boca robótica. Si estuviera vivo, Bourdain podría haber grabado sus propias palabras escritas sin controversia, por lo que vale la pena preguntarse si la voz de IA que transmite esas mismas palabras realmente está generando un gran impacto.

anthony bourdain documentary
Crédito de imagen: Warner Bros.

No solo los fallecidos pueden ser el blanco del (deep)fake

La industria cinematográfica tendrá que lidiar con el hecho de que la versión de actores generada por IA será cada vez más barata en comparación con la realidad. Primero podría venir la actuación de voz: le pagas a Ellen DeGeneres unos pocos millones para que se siente y grabe la mitad de las palabras en el diccionario de inglés, luego puedes construir cualquier cantidad de interpretaciones de personajes de dibujos animados a partir de eso. De hecho, si un actor occidental grabara suficientes fonemas japoneses, su voz podría protagonizar comerciales mientras habla con fluidez un idioma del que no sabe nada.

Las falsificaciones siempre serán menos controversiales en los anuncios y películas de ficción que en las noticias y el contenido documental. ¿Los programas de noticias podrían hacer que una celebridad o figura política leyera un tweet escrito controvertido con su propia voz? ¿Sería una calumnia o simplemente una ayuda a la audiencia para que pueda escuchar lo que ocurrió en la voz de quien lo escribió? Ten en cuenta que si los comentaristas han criticado el uso de efectos incluso cuando sólo generaron cambios leves en la coloración, entonces la creación de líneas completamente nuevas seguramente generará una reacción aun mayor tanto entre los creadores como en los espectadores.

Claramente, la industria tiene un largo camino por recorrer antes de poder tomar una decisión difícil sobre estos temas, especialmente teniendo en cuenta la cantidad de dinero que se podría ganar/perder como resultado. Sin embargo, hasta que esto ocurra, serán los directores y productores más estridentes, como Neville, quienes impulsarán el uso de estas cosas, nos guste o no al resto de nosotros.

¿Crees que los deepfakes tienen algún lugar en el cine narrativo? ¿Y en documentales como este? ¡Cuéntanos en los comentarios a continuación!

Leave a reply

Filtro:
Todo
Ordenar por:
latest
Filtro:
Todo
Ordenar por:
latest

Se parte de la experiencia comunitaria de CineD

Get 25 FREE Music Tracks for your next film projects