Película personal – La increíble historia de Malcolm Brabant

Febrero 11, 2019
Película personal - La increíble historia de Malcolm Brabant

Mi nombre es Malcolm Brabant. No me gusta hablar de mi edad. Pero digámoslo de esta forma: mi próxima canción de cumpleaños fue escrita por los Beatles e incluye las líneas: “Cuando me vuelva viejo y se me caiga el cabello, dentro de muchos años”. ¿Cómo diablos sucedió eso? Probablemente sea de los corresponsales más viejos que hay, si bien solo doy las noticias desde una sola fuente hoy en día, el noticiero “Newshour” de PBS en Estados Unidos. Soy su hombre orquesta en Europa. Soy un generalista, así que cubro cualquier cosa, desde la crisis de los refugiados y el terrorismo, hasta cuando los suecos decidieron que el género de Dios era neutro. Desde mi punto de vista, tengo el mejor trabajo del mundo, en un momento en que muchos de mis contemporáneos están siendo despedidos de sus empleos y otros miran crecer las flores desde abajo. El noticiero Newshour es un baluarte en la batalla por preservar un periodismo preciso, equilibrado, matizado y exhaustivo. En mi tiempo libre, la pasión que me guía es mi primer largometraje documental, “Malcolm is a little unwell” (Malcolm se siente un poco mal), que es probablemente la película más rara sobre la locura que jamás hayas visto. Pero también es una narración aleccionadora sobre lo que puede pasarle a un periodista freelance. Y lo más importante: está disponible en la mayoría de los sitios de descarga. Así que saca tu tarjeta de crédito.

Nombre y edad: Malcolm Brabant 63.

Actualmente viviendo en: Un geriátrico en el Valle del Támesis en Gran Bretaña.

Idioma(s) hablado(s): inglés, inglés con acento americano, francés en edad escolar, griego de restaurante, se pedir cerveza en la mayoría de las lenguas europeas.

Ocupación: Corresponsal Especial para el noticiero “Newshour” de PBS en Estados Unidos.

¿Cómo empezaste en nuestra industria? Llevo más de cuarenta años en la industria de medios. Comencé como reportero en una radio local en Anglia Oriental. Me mudé a Londres cuando tenía 22 años. Mi primera gran oportunidad fue como relator en vivo durante el Sitio a la Embajada iraní en Londres cuando el SAS hizo explotar las ventanas y entró por el balcón. Me mudé a la televisión regional. Todo lo hice de la forma más difícil. Y el gran error fue irme de Londres. Una vez que logres llegar a la capital, no te vayas. Me llevó años poder regresar. Pasé 30 años como corresponsal extranjero de la BBC, con base en Grecia dos veces. Atenas me sirvió de trampolín para cubrir Medio Oriente y los Balcanes. Cubrí el Sitio a Sarajevo de principio a fin como reportero de radio. Pero el gran cambio en la forma en que me convertí en periodista se produjo cuando me mudé a Miami en 1996 y las primeras cámaras digitales salieron al mercado. Me di cuenta de que era el camino a seguir. Aprendí por mi cuenta a filmar y editar. Y lo he estado haciendo desde entonces. He tenido trabajos de filmación en más de 80 países. Creo que eso me ha convertido en un periodista mucho mejor, porque en televisión si no tienes las imágenes no tienes la historia. Tienes que estar ahí y esa es la clave. He sido el hombre clave del noticiero “Newshour” de PBS en Europa durante los últimos tres años y medio. ¿Cómo llegué allí? Bueno, me volví loco. Para entender la historia completa, paga para ver mi documental. Quedarás boquiabierto.

Tareas actuales: grabo informes de aproximadamente 9 minutos de duración para el Newshour. Gané un Premio Peabody en 2016 por liderar la cobertura de Newshour en la crisis de los refugiados. Para los no iniciados, ese es el premio de periodismo televisivo más importante de Estados Unidos. La última historia que hice fue sobre los pros y los contras de los microchip en humanos. Estoy terminando una película sobre el impacto del ataque de Novichok en Salisbury. Y Estoy esperando que mi editor extranjero apruebe un film sobre unos refugiados sirios que hicieron una adaptación de una antigua obra griega anti-bélica. Estamos en tratativas para hacer una serie sobre Europa en crisis. Por lo demás, estoy a la espera del próximo trabajo.

¿Qué tipo de producciones grabas principalmente? Básicamente hago películas que ponen un rostro humano a la geopolítica. Y ocasionalmente, hago cosas tontas o conmovedoras. Hice una película extravagante en 2017 sobre una lengua que está desapareciendo en Grecia que involucra personas que se silban entre sí. Y tuve la suerte de escribir un artículo sobre la participación de mi bisabuelo en la Primera Guerra Mundial que coincidió con el centésimo aniversario del fin del conflicto. Vengo a este trabajo principalmente como un reportero veterano. Sé qué elementos necesito para hacer que una historia funcione para nuestro programa… y luego me aseguro de obtener las imágenes y los personajes correctos.

¿Cuál sería el trabajo/asignatura de tus sueños en nuestra industria, y qué es lo que realmente te apasiona? Me gustaría grabar un documental completo para la sección central de PBS. Hay una parte de mí que quisiera ver cómo me iría cubriendo un conflicto armado. Pero estoy demasiado gordo como para salir corriendo, y no solo me pondría en peligro mí mismo, sino también a los que me rodean. Mi hijo está haciendo un curso de composición musical. Y me gustaría grabarle los videoclips que lo hagan rico, porque el es mi pensión.

En el trabajo que nos estás presentando, ahora que está terminado, ¿qué hubieras hecho distinto durante la producción? En el trabajo diario, me gustaría darle más movimiento a algunas de mis secuencias. Pero no tengo el equipo necesario. Me gustaría tener una cámara más pequeña con estabilización incorporada. La próxima cámara posiblemente sea una Canon EOS R. Lo pequeño es bueno. Estoy tentado en comprar la Osmo Pocket para filmar de incógnito. En lo que respecta al documental, me hubiera gustado tener algo de dinero. Fue hecho sin nada de presupuesto.

¿Qué cámara, lentes y equipo de sonido usas actualmente? Uso una Canon 5D Mark IV. Me encantan los colores de Canon y la intimidad de una DSLR. Tengo un Canon 24-105 mm f/4 estándar, un Canon 70‑300 mm f/4-5.6 y un par de lentes SIGMA f1.4 Art, los de 50 mm y 20 mm.

Tengo un kit de micrófonos de radio Sony, que rara vez uso. El excelente micrófono de pistola Rode N4 y un Beachtek DSLR Ultra Box para reconectar el sonido a la cámara. También tengo un DJI Osmo.

Elegiste filmar tu proyecto con la Canon 5D Mark IV. ¿Cuál fue tu flujo de trabajo? ¿Estás contento con los resultados y volverías a hacerlo de esa forma? ¿Cuál es mi flujo de trabajo? ¿Y eso que significa? La mayor parte del tiempo es un caos, pero eventualmente todo se ordena… Hablando en serio, “Malcolm is a Little Unwell” ha tomado ocho años en realizarse. Solo hemos decidido lanzarla ahora porque las imágenes de mi locura ya no pueden dañarme ni dañar mi reputación. Me volví loco después de vacunarme contra la fiebre amarilla en 2011. Mi esposa comenzó a grabarme con un iPod cuando mi comportamiento empezó a cambiar. Quería grabarlo para mostrarle a la compañía de vacunas para que intentara explicar qué estaba saliendo mal. Más tarde, me filmé con mi cámara de entonces, una Canon 7D… porque creía que era el Mesías y que la Segunda Venida tenía que estar en la televisión. Pasé la mayor parte de 15 meses encerrado en celdas psiquiátricas. Salí del hospital en julio de 2012 y nunca he vuelto. Me dieron el alta completa en enero de 2014.

Fue en 2013 cuando nos dimos cuenta de que teníamos la base para un documental, porque me encontraba escribiendo el libro sobre nuestra pesadilla y dependíamos de las imágenes para refrescar mi memoria. Pero no empecé a filmar cosas para expandir la película sino hasta el 2016, porque estaba demasiado ocupado tratando de recuperarme y recuperar mi reputación profesional.

El proceso de edición ha tardado dieciocho meses. Probablemente ha habido unos 20 o 25 cortes diferentes hasta que lo hicimos bien.

Y ahora todo está bastante ajustado. Si va a generar dinero o no, es algo incierto. Pero a todos los que lo han visto les ha volado la cabeza. ¡Sólo echa un vistazo a esas reseñas con cinco estrellas!

Malcolm en el hospital

¿Cuál es tu equipo de iluminación favorito y por qué elegiste ese kit en lugar de otras soluciones? Tengo algunas piezas de vidrio que están conectadas a cables y bombillas en mi arsenal, pero principalmente mi equipo de iluminación favorito es el sol. Y me gustaría que el electricista no lo apagase tan temprano. Cuando eso ocurre, trato de usar lo que está en la pared o en el techo.

¿Usas drones o gimbals en tus producciones? Si es así, ¿cuál es la forma más efectiva que has encontrado para usarlos? Me gusta usar el DJI Osmo en una bicicleta. Tuve un DJI Spark. Pero una vez me distraje cuando lo sacaba por la ventana de nuestro apartamento del quinto piso en Copenhague para intentar filmar a mi hijo tocando la guitarra en su habitación. Afortunadamente, ningún danés fue asesinado después de que “Dronelio Drónez” se estrellara. La forma más efectiva para que yo use un drone es emplear a un piloto adecuado.

¿Qué sistemas de edición utilizas? Final Cut Pro X. Amo los imanes.

¿Cuánto de tu trabajo grabas en Log y cuál es tu forma preferida de corregir el color? ¿Log? ¿Me estás jodiendo? Ya tengo suficientes problemas para recordar apretar el botón de grabación.

¿Con qué frecuencia viajas ,y tienes algún consejo a la hora de empacar tus equipos? Viajo tan seguido como las veces en que el presidente Trump no twittea. Así que no mucho por ahora. No me preguntes sobre empacar. Mi disciplina es inexistente. Pero tengo una excelente mochila Manfrotto en la que llevo todo mi equipo. Y esa es la clave. Viajar liviano. Es primordial para los viejos profesionales.

Malcolm Brabant

Puedes seguir el trabajo de Malcolm en Twitter, donde publica sus historias luego de que salen al aire haciendo clic aquí

Leave a Reply

avatar
Filtro:
Todo
Ordenar por:
most voted
No hay comentarios aún
Filtro:
Todo
Ordenar por:
most voted

Se parte de la experiencia comunitaria de CineD

mode_comment0